Las fiestas de Carnaval se celebran en los Países Catalanes de Jueves Lardero a Miércoles de Ceniza, siempre en luna nueva. Se caracterizan por los desfiles de comparsas y los excesos carnales y gastronómicos previos a la llegada de la meditación y los ayunos propios de la Cuaresma.

En Mont-roig del Camp, el Carnaval se recuperó, después de las primeras elecciones municipales, con una gran participación ciudadana y muchas ganas de pasarlo bien y de volver a celebrar la fiesta.

Una gran participación que sigue viva hoy en día, siendo los desfiles de carrozas y comparsas uno de los actos más multitudinarios. La vela y la quema del Carnaval en Mont-roig del Camp o el entierro de la sardina en Miami Platja, son otros de los actos significativos de esta celebración.