Los trámites que lleva a cabo la administración normalmente finalizan con una resolución, que decide sobre las cuestiones que se plantean. Las resoluciones pueden ser acordadas por el Pleno, la Junta de Gobierno Local o bien el Alcalde o los concejales delegados.

En este caso, se denominan Decretos las resoluciones aprobadas por el Alcalde o Concejales delegados, según la distribución de sus funciones y competencias políticas y administrativas que pueden encontrar en el apartado de Gobierno.

El decreto de Alcaldía número 508, del 15 de junio de 2015, determina cuáles son las competencias de los concejales delegados, sobre las que se basa el organigrama del Ayuntamiento. Cada concejal pues, puede dictar decretos que decidan sobre los asuntos que les corresponde dentro de su área.