Tributos municipales

Los tributos son la principal fuente de ingresos públicos. Según la ley general tributaria hay tres tipos detributos: los impuestos, las tasas y las contribuciones especiales.

Los impuestos son tributos exigibles sin actividad administrativa, que se generan por la constitución de negocios, actos o hechos que ponen de manifiesto la capacidad económica del contribuyente.

Las tasas son los tributos que se generan por la utilización privativa o el aprovechamiento especial del dominio público, la prestación de servicios o la realización de actividades en régimen de derecho público que se refieran al obligado tributario, afecten o beneficien de modo particular, cuando los servicios o actividades no sean de solicitud o recepción voluntaria para los obligados o no los preste o desarrolle el sector privado.

Las contribuciones especiales son los tributos que se generan por la obtención de un beneficio o de un aumento de valor de los bienes como consecuencia de la realización de obras públicas o de la ampliación o establecimiento de servicios públicos.

También son ingresos de derecho público los precios públicos, que son pagos por la prestación de servicios o la realización de actividades efectuadas en régimen de derecho público cuando, a pesar de que el sector privado preste también estos servicios o actividades, los soliciten también las personas administradas.

Puede consultar los impuestos municipales en las ordenanzas fiscales.

También puede consultar el calendario del contribuyente.