Parc Esportiu LILÍ ÁLVAREZ

LILÍ ÁLVAREZ (Roma, 1905 – Madrid, 1998)

“El deporte ayuda mucho a tener una actitud feliz y generosa ante la vida. Pero no es solo esto lo que te mantiene en forma, sino el interés que tengas por esa misma vida, que es maravillosa” (Lilí Álvarez, El País, 1979)

El parque deportivo Lilí Álvarez de Miami Platja, ubicado en el barrio de La Florida, entre la Avenida Zaragoza y las calles Diputación y Gran Canaria, es un equipamiento dinamizador al aire libre dirigido a fomentar la práctica de unos hábitos saludables entre los diferentes segmentos de la población. Unas instalaciones de salud, ocio y deporte que reciben el nombre de Lilí Álvarez, quien se convirtió en una fuente de inspiración en el ámbito deportivo y sociocultural para muchas generaciones.

Tenista, patinadora, automovilista, alpinista y esquiadora, Elia María González Álvarez y López- Chicheri (Roma, 1905 – Madrid, 1998), popularmente conocida como Lilí Álvarez, comenzó a competir en el mundo del deporte a una edad temprana, sobresaliendo en múltiples y dispares disciplinas. Deportista, escritora y periodista, Lilí Álvarez fue la primera mujer española convocada a participar en los I Juegos Olímpicos de Invierno en Chamonix (1924). Ese mismo año, participó en los Juegos Olímpicos de París en la modalidad de tenis y consiguió ser la deportista que más lejos llegó de toda la delegación española. Despuntó en esta disciplina con tres finales consecutivas en el Wimbledon Championships, entre 1926 y 1928. Ganadora del Campeonato de Cataluña de Automovilismo (1924) y del Campeonato de España de Esquí Alpino (1940), Lilí Álvarez marcó un antes y un después en el deporte español.

Una distinguida figura que ayudó a visibilizar y a redefinir el papel de la mujer en la sociedad del siglo XX. De pensamiento crítico, inquieta y progresista, inició su faceta de periodista en 1930 en el diario argentino La Nación. En 1931 comenzó su trayectoria como corresponsal del medio británico Daily Mail con artículos sobre la caída de la II República y la Guerra Civil. Sin perder de vista la situación del deporte español, también colaboró con la revista Cuadernos para el Diálogo, Blanco y Negro, El Ciervo y La Vanguardia.

Lilí Álvarez sentía una gran vocación literaria y así lo manifestó con la decena de libros publicados, retratos de la época que vivió. Su primera obra fue en inglés bajo el título Modern lawn tennis (1927). A ésta la siguieron Plenitud (1947), En tierra extraña (1954), El seglarismo y su integridad (1959) y Feminismo y espiritualidad (1964), entre otras referencias bibliográficas. Activa en el movimiento feminista, fundó junto con otras intelectuales de la época, como María Laffitte, María Salas Larrazabal, Concepción Borreguero y Elena Catena, el Seminario de Estudios sociológicos de la Mujer (1960), un espacio de reflexión y diálogo sobre la situación de la mujer con el objetivo de luchar contra los tópicos y proponer avances innovadores.

Lilí Álvarez fue en todos los aspectos un referente de la consecución del éxito y la realización personal a través del trabajo constante, el esfuerzo y la valentía, tanto en el terreno de juego como en su vida y obra. En 1998 logró uno de los reconocimientos más importantes, la Medalla de Oro al Mérito Deportivo. Ésta le fue concedida a título póstumo. Desde 2017, en honor a su trayectoria, el Instituto de la Mujer para la Igualdad de Oportunidades de España en colaboración con el Consejo Superior de Deportes convoca los Premios Lilí Álvarez que distinguen aquellos trabajos periodísticos que han contribuido a la defensa de la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito deportivo, dando visibilidad al deporte femenino en España.

 

Fuentes de referencia:

  • Márquez de la Plata, V. (2018). Damas ilustres en la historia de España. España, Ediciones Casiopea.
  • Riaño González, C. (2004). Historia cultural del deporte y la mujer en la España de la primera mitad del siglo XX a través de la vida y obra de Elia María González Álvarez y López Chicheri “Lilí Álvarez”. Madrid, Consejo Superior de Deportes. Ministerio de Educación y Ciencia.