Diez alumnos de Miami optan a un viaje formativo en Silicon Valley

Diez alumnos de Miami optan a un viaje formativo en Silicon Valley

Els dos grups seleccionats han treballat moltes hores en els projectes

Dos grupos del Instituto Antoni Ballester de Miami ganan la fase territorial del concurso Desafío Emprende de La Caixa

Diez alumnos del Instituto Antoni Ballester de Miami han quedado seleccionados para participar en la segunda fase del concurso Desafío Emprende de La Caixa. Se trata del único centro educativo público de toda España que ha conseguido que dos de sus equipos puedan competir en el Campus Desafío Emprende, que se celebrará en Madrid del 6 al 9 de mayo. En total 33 equipos, lucharán para conseguir un viaje formativo en Silicon Valley y San Francisco. Los 5 equipos mejores viajarán a Estados Unidos para participar en workshops, talleres, visitas a empresas, universidades … y desarrollar desafíos sobre futuras tendencias en diferentes sectores empresariales, sociales, tecnológicos y educativos.

El concurso Desafío Emprende es uno de los premios más destacados a nivel educativo que se convoca para alumnos de 3º de ESO hasta segundo de bachillerato y ciclos formativos de grado medio. Los viajes de los alumnos en Madrid y en EEUU así como el material para elaborar los proyectos está financiado íntegramente por La Caixa. En esta edición han participado 1.800 equipos y más de 10.000 alumnos.

Según David García, profesor de tecnología del Instituto Antoni Ballester de Miami «Esta competición es una muy buena iniciativa ya que a nivel pedagógico permite que, de una forma cooperativa, los participantes desarrollen estrategias creativas y mejoren los conocimientos».

Los dos equipos de Miami seleccionados han sido «Sekai» con el proyecto «Warming Gloves» de Mar Gairal, Pere Hidalgo, Dídac Bautista, Judit Sánchez y Enric Molina y «Appsus» con el proyecto «Safe-Conect» de Laila Ayadi, Mohamed Laaouaj, Oceana Soszma, Antonio Parra y Dani Romero.

El proyecto Warming Gloves presenta unos guantes que tienen dos funciones. Según explica Mar Gairal «los guantes permiten calentar las manos mediante una resistencia interna y permiten mejorar la señalización al ir en bicicleta, gracias una tira de leds situada en el antebrazo. Es un proyecto totalmente ecológico ya que utiliza energía renovable de la dinamo de la bici. Es también sencillo y práctico ya que la corriente pasa por conexiones imantadas y no se necesitan cables». Según Judith Sánchez «buscar el problema fue lo más difícil de todo. Teníamos claro que queríamos trabajar en algo ecológico y relacionado con la bicicleta pero las primeras ideas ya existían».

Por otra parte «Safe Conect» propone unos tirantes que tienen unos sensores de presión en las zonas de conflicto al caer (espalda, clavícula, omoplatos). Según Antonio Parra «los tirantes están conectados a una aplicación móvil que analiza la fuerza del golpe y si es lo suficientemente fuerte para causar lesión envía la geocalització con un mensaje y hace una llamada a los servicios de emergencia». Los alumnos han desarrollado dos modelos, uno con tejido fosforescente para ciclistas y otro con tejido fino y neutro pensado para las personas mayores. Según Parra «primero pensamos en un mono para ciclistas pero luego evolucionamos la idea y vimos que se podía aplicar a otros ámbitos como la gente mayor».

Los alumnos de Miami, incentivados por su profesor de tecnología, han pasado muchas horas extraescolares trabajando en los proyectos. Ahora, aseguran que el hecho de haber superado la fase territorial les da ánimos para seguir esforzándose y seguir aprendiendo. Es por eso que ya están preparando la mejor manera de defender sus propuestas en Madrid y así poder ganar el premio e ir a los Estados Unidos.

Imatge portada

img-20150428-wa0011.jpg

Imatges

20150421_130045.jpg

Imatges

20150421_114611.jpg

Imatges

20150421_140349.jpg

Imatges

20150421_140503.jpg

Compartir este artículo