El Ayuntamiento de Mont-roig del Camp pide al Departament de Ensenyament de la Generalitat que traslade los barracones del Institut Antoni Ballester de Miami Platja a otro solar

El Ayuntamiento de Mont-roig del Camp pide al Departament de Ensenyament de la Generalitat que traslade los barracones del Institut Antoni Ballester de Miami Platja a otro solar

  • Institut Antoni Ballester en Miami Platja

    El coste de trasladar los barracones asciende alrededor de 600.000 euros que el consistorio de Mont-roig del Camp espera que pueda asumir la Generalitat.

El pleno del Ayuntamiento de Mont-roig del Camp, celebrado este miércoles, ha aprobado por unanimidad pedir al departamento de Ensenyament de la Generalitat el traslado de los módulos del Institut Antoni  Ballester, sección Miami, en un nuevo lugar definitivo , en la calle Zaragoza esquina calle Aleixar, para dignificar las aulas ya que ahora mismo se encuentran en barracones junto al colegio Joan Miró. El coste de trasladar estos barracones asciende alrededor de 600.000 euros, cantidad que el consistorio de Mont-roig del Camp espera que pueda asumir el departamento de Ensenyament de la Generalitat.

Hasta el curso escolar 2009/2010, el municipio de Mont-roig del Camp contó con un Instituto de Educación Secundaria, Antoni Ballester de Mont-roig del Camp, donde se desplazaban todos los alumnos que finalizaban la educación Primaria , tanto de la Escuela Joan Miró del núcleo de Miami Platja, como de la Escuela Verge de la Roca de Mont-roig del Camp, para cursar los estudios de ESO y Bachillerato. A partir de 2009/2010, la escuela Joan Miró de Miami comenzó a funcionar como Instituto Escuela, gracias a unos módulos provisionales anexados a la misma escuela. Con esta ampliación se conseguía que los alumnos que estudiaban en Miami Platka no tuvieran que desplazarse hasta Mont-roig del Camp para cursar los estudios de ESO. Para la otra escuela de Miami Platja, la escuela Marcel·lí Esquius, también se proyectaba el modelo de instituto escuela, cubriendo así la oferta de enseñanza secundaria para toda la población escolar de este núcleo. En los últimos años, el Departamento ha optado por no mantener el modelo de los institutos escuelas, eliminando el proyecto de la Escuela Marcel·lí Esquius, y haciendo que los módulos anexos a la escuela Joan Miró, se destinaran a ser una sección de el Instituto Antoni Ballester, de Mont-roig del Camp.

El núcleo de Miami Platja, dada su proyección demográfica, con casi 8.000 habitantes censados ​​y doblando la población del núcleo de Mont-roig del Camp, requiere un instituto que se aleje de la permanente situación de provisionalidad, y que pueda dar respuesta y se convierta en referente tanto para la escuela Joan Miró como para la escuela Marcel·lí Esquius. La ubicación que propone el Ayuntamiento, en la calleZaragoza, esquina calle Aleixar, se encuentra centrada en el núcleo de Miami Platja, y supone un punto adecuado para que el instituto se convierta de referencia para las dos escuelas del núcleo de población.

El Ayuntamiento de Mont-roig del Camp considera que «el emplazamiento de la extensión del Instituto Antoni Ballester en Miami Platja, anexo a la escuela Joan Miró, se encuentra en precario, en situación de provisionalidad, y en unos terrenos que no son de titularidad municipal. Esta situación dificulta la ampliación y / o instalación de nuevos módulos y la futura construcción definitiva del edificio, y se ha de buscar una solución para no prolongar esta problemática «.

Desestimación de las alegaciones

Por otra parte, los votos del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Mont-roig del Camp ha desestimado las alegaciones presentadas a los presupuestos municipales para 2017 por parte del grupo municipal de CiU, aunque el alcalde reconoció el esfuerzo que este grupo municipal realizó trabajando algunas propuestas alternativas. Con esta votación, los presupuestos para 2017 quedan aprobados definitivamente.

Mociones aprobadas

El pleno del Ayuntamiento de Mont-roig del Camp también aprobó por unanimidad dos mociones presentadas por el grupo municipal de Esquerra Republicana de Catalunya-AM presentadas por su portavoz Irene Aragonés.

La primera reclama el restablecimiento de un servicio de atención al ciudadano por la policía local en las oficinas de la Casa de la Vila de Mont-roig del Camp. El concejal responsable de la Policía Local, Juan Gallardo, aseguró que con los mandos de la Policía Local se buscará una solución para garantizar la presencia de la Policía Local para que los ciudadanos puedan tramitar denuncias o quejas.

La segunda moción aprobada hace referencia al patrimonio local. En concreto se aprobó una moción de apoyo para guardar y promocionar la técnica de la piedra seca y que sea inscrita en 2018 en la lista representativa del patrimonio cultural inmaterial de la humanidad de la UNESCO. El 21 de abril de 2016 el Diario Oficial declaraba BCIN (Bien Cultural de Interés Nacional) cinco barracas de piedra seca de Mont-roig del Camp, único caso en Catalunya. Mont-roig del Camp es la única población catalana con construcciones de piedra seca con esta catalogación.

Reconocimiento a una trabajadora

El Ayuntamiento de Mont-roig del Camp cerró la sesión plenaria con un reconocimiento a Dolores Tuset, que después de 45 años trabajando en diversos departamentos del Ayuntamiento se ha jubilado. El alcalde de la población, Fran Morancho, en nombre de todo el consistorio le agradeció el esfuerzo dedicado a su pueblo durante toda la vida y le entregó un pequeño recuerdo y un ejemplar original de La Vanguardia del día que nació.

Compartir este artículo